viernes, 23 de mayo de 2008

15 años

¿Quién ese señor con patas de gallo, surcos en las mejillas y pelo cano que me mira desde detrás del cristal?

¡Ahhh!
Soy yo.
Es sólo que a veces me cuesta reconocerme frente al espejo y éste me hacer ser conciente de mi edad real.
Que ya no tenemos 15 años.

2 comentarios:

Bohemia dijo...

pero seguro que el brillito de los ojos lo delata...

un saludo

jou mike dijo...

Reflejos de espejos.
Yo siempre me quise ver en los charcos de lluvia, o en el lago en calma. Nada, solamente veo una oscura sombra que debo de ser yo.