viernes, 4 de enero de 2008

PegHada

Cada noche antes de dormir, me abrazo a mi Hada.
Ella me transporta hasta la ventana de tu habitación, donde yaces dormida.
Me abre la ventana para que pueda entrar y me lleva flotando hasta los pies de tu cama.
Abre los ropajes de tu cama para que pueda meterme y abrazarme a ti y, así, muy pegadito a ti dormirme plácidamente.


Al despertar sigo abrazado a ti, muy muy pegadito.
Sólo al abrir los ojos desapareces para convertirte en mi Hada.

5 comentarios:

jou mike dijo...

Auras invisibles.

Muy bonito.
Un saludo.

mishae dijo...

ZZ, te estas convirtiendo en un poeta, que cosas más bonitas...Me encanta.

Usul dijo...

jou mike: Gracias!!

Mishae: Vaya, muchas gracias. Veo que aún te quedan 5 minutitos para leerme, ¡y para comentarme, Que ilusión!
Un besete gordo. (8 meses y 7 días, jeje)

la danza de la vida dijo...

las almas se buscan, se encuentran, se viven dentro de los sueños...hasta que llega el día en alguna parte de existencia que se encuentran para vivir esos sueños realidad

Bohemia dijo...

a mí me sucede igual pero...me lleva hasta un duende...
:o)

Tierna historia...
Besos