domingo, 16 de marzo de 2008

Viernes

No sé el porqué,
pero últimamente, todos los viernes después de comer,
lloro como una magdalena.
Eso sí, me quedo como nuevo.

3 comentarios:

la danza de la vida dijo...

entonces bienvenido el viernes, no hay mejor manera que empezar el finde habiendo descargado toda la tensión de la semana...un beso

princesita dijo...

No tenia constancia de este hecho. Te sucede porque no eres feliz o alguien no te hace feliz?Si es así lo siento, seguro que esa persona es lo último que desearía en este mundo porque la tratarás como a una princesa y la amarás como a nadie. A veces uno sólo se da cuenta de lo que cree que es malo y no de esos momentos maravillosos y como la hacen sentir.Dila que intente valorarlos más y sufrir menos.

Usul dijo...

Princesita: No tiene que ver con nada de eso. Es simplemente un desahogo, una liberación como bien dice Danza.

Un besote.